Vicente Gramaje: «Nunca había escrito nada, por lo que todo esto es una verdadera sorpresa para mí»

vicente montó
Godelleta
— PREGUNTA: Supongo que se lo habrán preguntado en otras tantas ocasiones, pero no podemos dejar de hacerlo. ¿Qué motiva a un médico rural a echar mano de la pluma y a poner blanco sobre negro una historia que ha cautivado ya a más de 50.000 lectores?
— RESPUESTA: La motivación está en la dedicatoria del libro, así de sencillo. Es un regalo para mi mujer y mis hijos. Llevaba tiempo leyendo sobre un tema que me había impresionado, El Desastre de Annual y un día de enero de 2010 me pregunté a mí mismo… ¿Y por qué no? Empecé con la idea de sorprenderlos pero nunca me imaginé que el libro llegara tan lejos.
—¿Por qué esperar a los 51 años? ¿Por qué no antes?
— El libro nació cuando debía de nacer. Siempre había soñado con escribir un libro pero lo daba por imposible hasta que lo intenté. Nunca había escrito nada y todo esto es una verdadera sorpresa para mí.
— ¿Qué va a poder encontrar el lector en su novela Cuando leas esta carta?
— Un poco de todo y eso creo que es lo que lo hace ameno de leer. Tiene su trasfondo histórico pues habla de un fragmento de nuestra historia desconocido para la mayor parte de la gente. Hay también un toque de aventura, misterio, romanticismo… El conjunto resulta, por lo que se ve, muy atractivo. Y hay emociones, muchas emociones en el libro.
— Si inicialmente este trabajo tenía un marcado carácter familiar, ¿qué le motivó a presentarlo a la convocatoria del Círculo de Lectores, premio que ganó el pasado año 2011?
— Cuando el libro estaba muy avanzado me enteré de la convocatoria que Círculo de Lectores para autores noveles y pensé que ya que estaba en ello ese era el foro natural donde presentarlo. Pensaba autoeditármelo para repartir unos ejemplares a familia y amigos, pero jamás imaginé que las cosas se iban a desarrollar como lo han hecho
— La trama nos traslada inevitablemente a Marruecos, ¿por qué este país?
— Es allí donde se desarrollaron los trágicos acontecimientos del verano de 1921. Unos acontecimientos trágicos y épicos al mismo tiempo, cargados de un dramatismo sobrecogedor…
— ¿Es este el punto de partida de su carrera como escritor? ¿Es compatible este ejercicio literario con su actividad profesional?
— Como ser compatible lo es. Pero es cierto que requiere tiempo, mucho tiempo libre para sentarte y escribir. No es la profesión sino la falta de tiempo el verdadero problema. Me gustaría volver a escribir otra novela, pero voy a darme tiempo, no quiero precipitarme, si tiene que nacer nacerá.
— ¿Cómo han acogido sus pacientes este éxito sobrevenido de forma tan inesperada?
— Yo creo que les ha encantado. Mire, estoy convencido de que les gusta que su médico haya escrito un libro, ven en él algo nuevo y ese algo nuevo les gusta. Me hacen muchos comentarios sobre lo mucho que les está gustando la novela y créame que eso es mucho más gratificante que ver tu nombre en letras de imprenta.
— Ya en un plano más personal, ¿ha conseguido con todo esto, como pretendía, incentivar de alguna forma a sus dos hijos?
— Eso es algo que descubrirán ellos dentro de unos años. Todavía es pronto…
— Y para cerrar, ¿qué trabajo centra su atención en estos momentos?
— Mi trabajo como médico.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: