El mapa de la «memoria histórica» confirma que hubo fosas con víctimas de la guerra civil en Macastre y Dos Aguas

En cumplimiento de la Ley 52/2007 del 26 de diciembre, por la que se reconocen y amplían derechos y se establecen medidas a favor de quienes padecieron persecución o violencia durante la Guerra Civil y la Dictadura, el Gobierno de la nació —concretamente el Ministerio de Justicia— ha elaborado un mapa del territorio español en el que constan los términos municipales en los que se han localizado restos de personas desaparecidas violentamente durante la contienda iniciada en 1936 o la represión política posterior. A su vez, también se han determinado aquellos puntos en los que hubo fosas con víctimas de esta etapa, así como el lugar al que fueron trasladadas.

Analizados los datos —una información en constante evolución— nos encontramos con la sorpresa de que dos de las localidades de esta comarca figuran en dicho registro como poblaciones en las que se ubicaron fosas de personas asesinadas durante esta etapa de Guerra y postguerra.

Así, tal como consta en el registro, tanto el municipio de Macastre como el de Dos Aguas aparecen reflejados  como poblaciones de la Comunidad Valenciana en los que se han hallado fosas correspondientes a esta negra etapa de la historia de nuestro país.

Pero ahí no queda la cosa. Según la información recogida por el gobierno de la nación, los cuerpos enterrados en esta pequeñas localidades fueron posteriormente trasladados hasta el Valle de los Caídos, ubicado en la capital. Dicho traslado, según la información publicada, se produjo el 24 de marzo del año 1959, una fecha que puede ser de ayuda para quienes tengan constancia de la desaparición de algún familiar suyo en estas zonas de La Hoya de Buñol-Chiva.

Como detalla el Ministerio, esta información se ha hecho pública gracias al colectivo Patrimonio Nacional, aunque en otros casos ha sido la propia Administración autonómica o estatal la que ha aportado la documentación que ha permitido conocer los detalles de una barbarie humana que no será olvidada hasta que cicatricen todas las heridas abiertas.

Según los datos del Ministerio de Justicia sobre los restos enterrados en el Valle de los Caídos, se han contabilizado 33.833 fallecidos —tanto de un bando como de otro—que fueron trasladados a dicho emplazamiento entre los años 1959 y 1983, por lo que se confirma que los cuerpos localizados en los términos de Macastre y Dos Aguas fueron los primeros en ser llevados a Madrid.

El Ministerio de Gobernación de la época y los gobernadores civiles fueron los encargados de controlar este proceso que afectó a víctimas llegadas de diversos puntos del país.

Tal como se refleja en el mapa elaborado por el Ministerio de Justicia, de los restos que ya han sido inhumados, 21.423 son de víctimas identificadas, aunque otros 12.410 corresponden a personas desconocidas. Triste dato para un país que aún sigue llorando por las nefastas consecuencias de este enfrentamiento interno.

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: